Senderos


El sendero del Parque Natural Saltos de Marimán

A solo 20 minutos de Pucón, el Parque Natural Saltos de Marimán ofrece a sus visitantes un espacio donde pueden disfrutar en familia, de una Reserva Ecológica.

Observar especies nativas debidamente identificadas, copihues en época de floración, escuchar el canto inconfundible del Chucao y otras aves en su propio ecosistema.

Por senderos debidamente señalizados tres hermosos saltos del río Trancura que forman rápidos entre enormes piedras, y ser partícipe de la pasada de kayak y rafting.

Este bosque es una muestra de “bosque templado lluvioso” eco sistema único en el mundo, que compartimos solo con Argentina.

Cómo llegar?
Desde Pucón, por el camino al Lago Caburga, pasado el puente Metreñehue (río Trancura, Km. 12) doble a la derecha por camino a Quilaco. Estamos en el Km. 4, hay señalización.

Durante la temporada de verano el horario de visitas es de 11:00 continuado hasta las 19:00 Horario de invierno es de 13:00 a 16.00 horas. El valor para adultos es de $1.000.- Niños hasta 10 años 2 x 1.

En nuestro sendero, usted encontrará un bosque secundario o renoval, es decir un desarrollo sobre suelo donde la vegetación original ha sido modificada por intervención humana. Y por ende, en este bosque, no se encuentran árboles de gran envergadura. Sin embargo, es posible observar un número interesante de distintas especies arbóreas, arbustivas, enredaderas y helechos. Aquí verá por ejemplo: murta (Ugni molinae) especie arbustiva, del grupo de las mirtáceas, muy apreciada por lo delicioso de sus frutos, los que son altamente aromáticos y se utilizan para la preparación de membrillos con murta, mermeladas y jugos. Laurel (Laurelia sempervirens), este no es el típico laurel que utilizamos en los tallarines, es una especie nativa, de alto valor medicinal, cuyas hojas en un baño de tina se utilizan para dolores musculares. Tineo (Wenmannia trichosperma), árbol de inmenso valor ornamental y maderero que fue ampliamente explotado en la zona y hoy solo hay escasos ejemplares.

También los helechos película, mayoritariamente del género Hymenophyllum, muchos de los cuáles son endémicos de Chile, es decir están solo en este rincón del mundo. Y otras como Ciprés de la Cordillera (Austrocedrus chilensis), Pilo-pilo (Sophora cassioides), Arrayán (Luma apiculata), Avellano (Gevuina avellana), Sauco del diablo (Raukaua laetevirens), Coigüe (Nothofagus dombeyi), Roble (Nothofagus obliqua), Lingue (Persea lingue), Chinchín (Azara microphylla) y enredaderascomo Botellita (Mitraria coccinea), Medallita (Sarmienta repens) y Copihue (Lapageria rosea).

Aves y otros visitantes…
A pesar de las numerosas visitas en el sendero, la vida silvestre no se ha amedrentado, y gracias a ciertas medidas como dejar los árboles muertos en pie (árboles “percha”), es posible observar varias especies de aves, algunas de ellas incluso anidando. Entre las más comunes se encuentran el rayadito (Aphrastura spnicauda), ave de canto muy estridente que anda generalmente en grupos comiendo larvas en los troncos. El comesebo (Pigyrrinchas ), una pequeña ave, solitaria, no construye un nido pero utiliza cavidades en troncos muertos. Picaflores (Sephanoides sephanoides) que polinizan enredaderas como Botellita, Medallita y Copihue y se ha visto anidando en el sendero. El fío–fío ave migratoria que viaja desde Brasil, y es un importantísimo dispersor de semillas. El chucao (Selorchilus rubecula), un ave del grupo de los rinocríptidos, aves de sotobosque, endémicas de Sudamérica. En el río sobre todo en la zona del último salto hay una pareja de patos correntinos (Merganetta arnata), única especie de patos que habitan los ríos, andan siempre en pareja y son monógamos, y el martín pescador (Megaceryle torquata).

Además se ha visto rondado por el lugar uno de los felinos más pequeño del mundo, la güiña (Leopardus guigna), especie en peligro de extinción muy importante en el control de roedores, y por lo tanto del virus hanta.

Regalos de la estación…
Este sendero cambia con las estaciones, en invierno las lluvias hacen que los saltos tengan una fuerza impresionante debido a los grandes volúmenes de agua, en primavera comienzan a llegar las aves, fío-fío rayaditos, picaflores, y si tienes suerte y eres observador podrás hasta encontrar un nidito.
En verano, podrás apreciar los frutos del arrayán, copihue, y arrayán macho.

En otoño, abril mayo cantidades de copihues.

Historia del lugar…
“Marimán” en mapuzungun significa Mari: diez Manque: cóndor. Este campo era, originalmente, parte de la Hacienda Quetroleufu (Quetro: corto – Leufu: río), que fue asignada a Percy Compton por la Concesión Lanín. En la época (1905, aproximadamente) se pobló el territorio con familias alemanas que se asentaron en la Colonia Quilaco (Quila: tres – Co: agua, en mapuzungun). Posteriormente en 1960 don Guillermo Pollak, compró parte de esa propiedad, denominándolo “Fundo Trailenco” (“Aguas ruidosas”, en Mapuzungun).

Fallecido don Guillermo una parte de Trailenco fue adjudicada a su hijo Enrique (Tito) Pollak (año 2001). Al ejecutar junto a su esposa Alicia Aguiló el proyecto de parcelación de sus terrenos “Parque Saltos de Marimán”, decidieron preservar en su estado natural el bosque nativo existente en la ribera del río como un aporte a mitigar los efectos negativos del habitar humano en este territorio, creando un maravilloso sendero peatonal, para que pudiese ser disfrutado por chilenos y extranjeros que visitan las atracciones de Pucón.

© Todos los Derechos Reservados a Salto de Mariman
Fono: (09) 9 220 1268 - Casilla de Correo 163
Pucón - Región de La Araucania - Chile